guias de viaje

Diarios de viaje: La inolvidable Praga

Edición: 15 Mayo, 2018

Autor: Alberto.
Localizacion: Barcelona.
Descripcion: Un gran encuentro entre hermanos. Posiblemente el mejor viaje de mi vida.
Fecha: 11 de Noviembre de 2015.
Duración: 5 días.
Coste: 1200 USD.

Era noviembre y mis hermanos habían viajado desde Madrid hasta mi casa en Barcelona, por motivos referentes al cumpleaños del menor. Una noche, salimos a comer a la calle a un conocido restaurante que me había recomendado un amigo.

En las paredes del restaurante había maravillosas fotografías de Praga y sus variados monumentos históricos. Mi hermano Javier quedo con la idea de ir a conocer esta ciudad de la República Checa y más cuando le comente lo cerca que estaba. Pasados unos días, nos sorprendió con unos boletos de autobús con destino directo a Praga.

Partimos exactamente el día miércoles 11 de noviembre del año 2015. El viaje fue bastante cómodo, pues la mayoría de estos autobuses, cuentan con: aire acondicionado, wi-fi, Tv y baño. Además, realizó varias paradas durante el trayecto para tomar un poco de aire fresco, estirar el cuerpo y comprar cualquier aperitivo. Llegamos al anochecer del día 12 de noviembre, por suerte por haber dormido bien durante el viaje, estábamos descansados, lo que nos dio la oportunidad de dar una corta caminata nocturna por la Plaza de la Ciudad Vieja.

Lo primero que llamó nuestra atención, fue el asombroso espectáculo de luces que adornaban el lugar e iluminaban a la vez aquellos hermosos monumentos. Aunque ya era un poco tarde para lograr entrar a alguno de ellos, logramos apreciar la majestuosa arquitectura de la Iglesia de Nuestra Señora ubicada en la misma plaza donde además se encuentra el Ayuntamiento Viejo, el cual visitaríamos posteriormente para conocer el afamado Reloj Astronómico. Por cierto, cabe destacar que éste reloj, fue mi parte favorita del viaje, ya que su funcionamiento es digo de asombro.

Nuestro proyecto de viaje consistía en dedicar los primeros 3 días a conocer sus Monumentos Históricos y Museos. Para culminar nuestra estadía, disfrutando del entretenimiento de la vida nocturna que esconde esta maravillosa ciudad.

Al segundo día, nos despertamos desde muy temprano, de modo tal, que el tiempo fuese nuestro amigo. El destino era el Castillo de Praga, para el cual tuvimos que tomar el tranvía número 22 que nos dejó muy cerca del mismo. Existen varios tipos de entradas para conocer el Castillo, nosotros elegimos la entrada completa pues nos daba acceso a los puntos más importantes de éste. La visita nos tomó el día entero, comenzamos el trayecto por la Catedral de San Vito, además conocimos sus 4 torres donde la torre de pólvora fue la más resaltante. Terminamos el recorrido comprando algunos detalles en las tiendas del Callejón de Oro.

Al día siguiente visitamos el museo nacional de Praga, pero por mucho, lo más asombroso del día fue presenciar un espectáculo de Teatro Negro. Éste se encuentra muy cerca del famoso y conocido Puente Carlos.

Referente a la vida nocturna, vuelvo a mencionar el Puente Carlos, ya que en sus cercanías hay un gran números de bares y discotecas y además, la mayoría del público que lo visita es extranjero.

<< Volver