guias de viaje

Cuenca, ciudad de ensueños

Edición: 12/08/2017

Cuenca, ciudad encantada Cuenca es la capital de la provincia de Cuenca. Municipio español perteneciente a Castilla-La Mancha, está situado al norte de la provincia.

En la actualidad, su economía se basa en el turismo, el cual se ha visto potenciado a partir del año 1996.

Este Patrimonio a la Humanidad posee un casco antiguo increíblemente espectacular, desplegado al borde de paredes rocosas. Con un patrimonio histórico, cultural y arquitectónico que se extiende a lo largo del lugar. Esta ciudad es de esas que fácilmente pueden transportarte en el tiempo gracias a su aspecto medieval, sin dejar de lado el atractivo que presenta.

Es sede de muchísimos museos, como lo son el Museo de Arte Abstracto Español o el Museo de Cuenca. Y entre las principales celebraciones de la localidad tenemos los eventos culturales que se realizan por la Semana Santa y por la Semana de la Música Religiosa. De hecho, existe un Museo de la Semana Santa, donde, a través de métodos audiovisuales y sensoriales, recrean esculturas religiosas y otros objetos relacionados con la celebración, mezclando lo tradicional con una visión modera.

Las Casas Colgadas y las plazas, como la Plaza de la Merced, son estructuras que atrapan la belleza, permitiéndote gozar de un panorama sin igual. Un poco más al noreste de esta ciudad podemos encontrarnos Iglesia y Convento de Nuestra Señora de la Merced, recalcando lo divino y sagrado de Cuenca.

Pero si de plazas hablamos, la Plaza Mayor de Cuenca es una de las más bonitas de la ciudad, representando además (y de cierta manera), el espíritu de la vida urbana, donde puedes detenerte un rato, descansar del viaje y degustar algunas tapas en cualquiera de sus terrazas.

Para esos turistas que les encanta coleccionar objetos pertenecientes a los lugares que visita, este es el ideal ya que se presta para la venta de artesanía típica de la zona y en sus alrededores de la ciudad puedes conseguir muchos restaurantes donde sirven comida casera típica de la región, para sentirte aún más a gusto con la localidad.

No puede faltar, por supuesto, el Arco bezudo, el cual es una de las puertas que en antigüedad daba acceso a la ciudad. El mismo fue restaurando en el siglo XVI y está ubicado en la zona más alta de Cuenca. En ella podemos encontrar resto de lo que solía ser, permitiendo ver un progreso a la “modernidad”.

Así que, hagamos un poco de tiempo y espacio en nuestras agendas para poder visitar este magnífico lugar. Amplio, limpio, con un trato amigable y con una gastronomía excelente y económica.

Enlaces relacionados

-Fotos nacimiento del río Cuervo (Cuenca)

<< Volver