guias de viaje

La Estatua de la Libertad: símbolo de Nueva York

Edición: 30/05/2017

Estatua de la Libertad Nueva York Algunos monumentos se han transformado en símbolos nacionales y también mundiales, un ejemplo de ello es la Estatua de la Libertad. Es uno de los íconos más representativos de Estados Unidos, así como también del capitalismo y de la libertad de Occidente.

La Estatua de la Libertad posee una historia muy particular, a diferencia de lo que todos piensan esta magnífica obra de arte no fue idea de ningún americano, ni construida por dicho país. La misma fue un obsequio de Francia a Estados Unidos en el año 1886, con motivo del centenario de la Declaración de la Independencia de la nación americana.

Se ubica en la llamada isla de la Libertad en New York. Fue construida por el escultor de origen francés Frederic Auguste Bartholdi y posee una estructura interna, la cual fue diseñada por Gustave Eiffel, el mismo que diseño la célebre Torre Eiffel de París.

Sobre sus características físicas, cuenta con una altura de 46 metros, sin embargo dicha altura se eleva a 93 metros si contamos su base. Debido a que es un símbolo mundial, en el año 1984 fue declarada Patrimonio de la Humanidad.

Para los turistas que deseen visitar la Estatua de la Libertad, deben dirigirse a la isla de la Libertad a través de ferris. También pueden subir al mirador que se encuentra en la corona de la Estatua. Para ello se debe pagar un ticket, el cual se puede adquirir de forma anticipada en internet o Battery Park. El mejor momento para poder disfrutar de este atractivo es durante la mañana, ya que es cuando está menos concurrido de turistas.

El servicio de trasporte fluvial de ferris, además de visitar la Estatua de la Libertad, también visita Ellis Island, otro atractivo de interés de New York.