guias de viaje

Catedral de Burgos en Castilla y León (España)

Catedral de Burgos Si estás planeando pasar tus vacaciones en la ciudad de Burgos, en la zona norte de la península ibérica, uno de los lugares de visita obligada es la Catedral de Burgos. Construida en el siglo XIII y de estilo gótico, es uno de los monumentos más admirados del mundo.

¿Qué es la Catedral de Burgos?

La Catedral de Burgos o la Santa Iglesia Catedral Basílica Metropolitana de Santa María, el cual es su nombre oficial, es una Catedral de estilo gótico (inspirado en la arquitectura gótica francesa) que empezó a ser construida el 20 de julio del año de 1221, gracias al empeño del Obispo Mauricio y bajo el reinado de Fernando III. Además, en el monumento participaron importantísimos arquitectos tales como Juan de Vallejo y Diego de Siloé. El propósito de su construcción fue de tipo culto católico, y básicamente es una especie de metáfora física dedicada a la Virgen María para expresar que la fe de la humanidad se eleva hacia los cielos, al igual que lo hacen las torres de la Catedral.

Adicionalmente, la Catedral contiene cosas interesantísimas por ver, tal como son, los entierros de Rodrigo Díaz de Vivar, Simón de Colonia, entre muchos otros personajes emblemáticos. Del mismo modo, también se puede apreciar el Papamoscas y el Martinillo, la escalera dorada, la puerta del claustro alto, entre muchas otras maravillas que encierra la Catedral.

¿Cómo llegar a la Catedral de Burgos?

Para llegar a la Santa Iglesia Catedral Basílica Metropolitana de Santa María, o la Catedral de Burgos, como es generalmente conocida, debes viajar hasta la ciudad española de Burgos, atravesar el arco de Santa María, al que se llega cruzando el puente de Santa María. Una vez cruzado dicho arco, se divisará inmediatamente la imponente estructura de la Catedral. Para este patrimonio cultural de la humanidad y monumento nacional, que es una maravilla de la arquitectura, se debe pasar por una taquilla para obtener un billete de entrada con un coste de 7 euros para los adultos. Los horarios de visita en invierno son de 10 de la mañana a 7 de la noche, y en verano de 9.30 de la mañana hasta las 7.30 de la noche.

De este modo, no hay absolutamente ninguna excusa para no visitar la Catedral de Burgos, pues ya mencionadas todas sus maravillas y especificaciones, seas religioso o no, ¿a quién no le llamaría la atención hacerle una pequeña visita?

Y si todo esto aún no te convence, no está de más mencionar que por los alrededores venden la especialidad local: la exquisita morcilla de Burgos, un auténtico manjar para el estómago.

Enlaces relacionados

Ciudad de Burgos

<< Volver