guias de viaje

Chichén Itzá (México)

Edición: 30/05/2017

Chichen Itza Icono histórico de la cultura maya, Chichén Itzá es uno de los sitios turísticos más importantes del mundo. Esta zona arqueológica se ubica al oriente del estado de Yucatán, a aproximadamente 120 kilómetros de la ciudad de Mérida, en México, y al igual que el Machu Picchu fue elegida como una de las nuevas maravillas del mundo en 2007. También declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO (1988), posee un clima muy caluroso durante casi todo el año.

El imponente conjunto de monumentos significa un enorme atractivo tanto para los interesados en la cultura general como para los aficionados a la historia. Para muchos, constituye un viaje a tiempos prehispánicos. Allí, los visitantes pueden regocijarse visualmente con edificios como la “Pirámide de Kukulcán”, localmente llamada “El Castillo”, construida en el siglo XII d.C. por los mayas itzáes, a su vez conocidos como los “sabios iniciados” o los “brujos de agua”.

Todos los años, durante el equinoccio de primavera, el Templo de Kukulcán es protagonista por un impactante fenómeno natural de luces y sombras que se proyectan en las escalinatas de la pirámide. Esto provoca lo que se conoce como “el descenso de la serpiente emplumada”, un maravilloso suceso que representa el símbolo del dios Kukulcán y lógicamente genera la visita de muchísimos turistas.

En otro ámbito, Chichén Itzá cuenta con el complejo correspondiente al “Juego de Pelota”, que con 168 metros de largo 70 de ancho es el más grande entre los descubiertos en la región. Según los arqueólogos, éste se vincula al final del período Clásico y al inicio de una nueva época. Por su parte, “El Caracol” lleva ese nombre debido a su forma circular y se destaca como un observatorio astronómico moderno.

La última mención tiene que ver con el espectacular “Cenote Sagrado”, que con 60 metros de diámetro y 13 de profundidad funcionaba como el lugar donde se le realizaban ofrendas al dios Chaac, señor de las lluvias para los poblados mayas. De este pozo se obtuvieron tesoros tales como joyas y diversos objetos de oro, al igual que huesos de mujeres que eran arrojadas al dios como parte de la ofrenda.

El origen del nombre “Chichén Itzá” naturalmente es maya y se traduce de la siguiente manera: “en la orilla del pozo de los itzáes”. Actualmente una joya para el turismo, la riqueza histórica-cultural y arqueológica convierte al sitio en una oportunidad única para interiorizarse respecto de las grandes civilizaciones del pasado.